Buscar
  • Laboratorio Amideva

Punta del Este: el aumento de los contagios de Covid y la altísima demanda de testeos empiezan a com

Las autoridades uruguayas, por el momento, no planean imponer restricciones; cambios en los protocolos de aislamiento

PUNTA DEL ESTE (Enviada especial).— La propagación de la variante ómicron del coronavirus surte sus efectos también en Uruguay. Con el arribo del turismo local y regional a Punta del Este, los centros de testeos del balneario se saturaron con una catarata de solicitudes por hisopados. Ayer, el país superó la barrera de los 5300 casos, lo que llevó la cifra al récord desde el comienzo de la pandemia.

Pese al salto en las cifras de contagios, las autoridades no buscan sembrar el pánico ni encender alarmas. El ministro de Salud, Daniel Salinas, advirtió que un aumento de casos está vinculado a la variante que se detectó por primera vez en África. “Esperamos un incremento muy fuerte de casos a pesar de la vacunación”, dijo la última semana, en una conferencia de prensa en la que participó LA NACION.

Además, ante una consulta de este medio, fuentes del Ministerio de Salud Pública de Uruguay descartaron medidas de restricción, y señalaron: “Las acciones ahora están enfocadas en los esfuerzos por incrementar las aplicaciones de terceras dosis, y la vacunación en niños, que comienza en una semana”.

En la primera temporada con fronteras abiertas luego de casi dos años, el aumento de diagnósticos positivos entorpece para algunos el desarrollo de un muy esperado verano en el Este. Un chef uruguayo —que prefirió preservar su identidad— que brinda sus servicios en casas de argentinos contó: “Me han cancelado varias cenas privadas por el Covid-19, ya empieza a ser un problema”.

El reconocido parador La Huella, en José Ignacio, anunció una reducción en su aforo del 50%. “Tenemos contagios, como todo el mundo”, destacó Martín Pittaluga, en diálogo con LA NACION. El clásico parador es uno de los favoritos tanto del público local como de los miles de argentinos y brasileños que veranean en el balneario esteño.

“Hemos cancelado más de 300 reservas por día hasta el 15 de enero”, se lamentó Pittaluga. De esta manera, el restaurante queda limitado a servir unos 500 cubiertos diarios. Además, se suspendió la posibilidad de generar nuevas reservas hasta nuevo aviso.

Así, en un contexto atravesado por el aumento de casos, las largas filas en los centros de testeos se han vuelto una inusual postal en el Este. En el balneario uruguayo, los laboratorios privados se vuelven la única opción de los turistas para acceder a un examen de coronavirus.

Lucila Nemirovsky viajó al Uruguay con su marido y su hijo. En una soleada tarde de jueves formó fila en la terminal de ómnibus de la Península para cerrar un turno en el puesto del laboratorio Amideva.


En plena temporada, los contagios aumentan y se dispara la demanda de testeos en Punta del Este

En las playas, no obstante, los turistas locales y regionales no se ven muy interpelados por el significativo aumento de casos. La Mansa desborda de veraneantes desde las 13.

“No le tengo miedo al virus porque tengo doble vacunación y se ve bajo el nivel de hospitalizaciones respecto de los casos”, dijo a este medio Federico Repetto, de 28 años. Y agregó: “Viajo mañana, así que ahora me voy a hisopar. Si me diera positivo, tengo dónde aislarme. Creo que ya debemos aprender a convivir con esto”.

En esa línea siguen los eventos programados para la temporada alta de verano. Hoy se espera una fiesta en Magnum, en el Open Park de La Barra, donde está previsto que bailen hasta pasado el amanecer unas 5000 personas. Y WhoMadeWho, el trío de pop experimental de Copenhague, también tiene una cita mañana, en Mar y Fuego, por la zona del Balneario Buenos Aires.


Aislamiento

Ayer, el Ministerio de Salud uruguayo anunció modificaciones del aislamiento en casos positivos por Covid-19. En el caso de personas vacunadas con tres dosis, el paciente deberá proceder a un aislamiento de siete días, mientras que una persona vacunada con dos dosis deberá hacerlo por diez días. Por último, alguien que no esté vacunado o no haya cumplido con su esquema de vacunación deberá aislarse por 14 días. Todos los pacientes requieren haber pasado las últimas 72 horas de la enfermedad sin fiebre y/o síntomas respiratorios. Además, la persona no vacunada tendrá que sumar un test de antígenos con resultado negativo si quisiera recortar el aislamiento a diez días.

Según datos del Ministerio de Salud Pública del Uruguay, 17.854 cursan en este momento el Covid-19, mientras que solo 27 se encuentran internados en las unidades de Cuidados Críticos. La cartera que conduce el ministro Salinas reforzó la recomendación para vacunarse con tercera dosis a quien corresponde, usar tapabocas en lugares cerrados y pidió evitar asistir a eventos en los que no circule el aire.



Fuente: La Nación (ARG)

7 visualizaciones0 comentarios